NEW

¿Por qué dejamos de creer?

¿Cómo alguien que estuvo tan cerca de Dios puede llegar a estar tan en contra de lo que creyó? ¿Qué puede causar que una persona cambie tan radicalmente sus valores y principios? Desde que tuve más consciencia de la seriedad de la vida, he tenido distintas...

¿A qué velocidad viaja nuestra oración?

¿Alguna vez te has preguntado, cual es la velocidad de respuesta de una Oración?  ¿será la oración mas rápida que la luz? ¿cómo viaja la oración hasta Dios? posiblemente los has pensado, o has tenido en mente el hecho de que cómo ¿Cuanto se demora tu oración? Dios...

3 formas creativas para el repaso de la escuela sabática

  La lección de escuela sabática es una herramienta maravillosa para estudiar la Biblia sistemáticamente, pero a veces se puede volver monótona o rutinaria. Por esto te invitamos a ser creativo con estas 3 novedosas formas de tomar la lecciónLas tres propuestas que te...

El dragón del diluvio

Los científicos evolucionistas recientemente anunciaron otro espectacular descubrimiento de un dinosaurio. A éste lo apodaron el "Dragón del Lodo” pues parece haber muerto enterrado en barro. Junchang Lü y coautores describen el nuevo dinosaurio oviraptor en...

¿Te gusta lo mismo que a mi?

Esta es una dinámica rápida, es especial para grupos donde las personas no se conocen, ya que a través de ella se verán obligados a conocerse. Objetivo: Que los jóvenes descubran que todos tenemos cosas en común Materiales: Solo necesitas alguien que dirija la...

Tu iglesia en las redes sociales

Con el auge de las redes sociales en nuestra sociedad, de seguro que una gran cantidad de ustedes han puesto a su iglesia en Facebook o Twiter. En SJA.COM te dejamos algunos consejos para mejorar las redes sociales de tu iglesia. Crea las cuentas en las redes sociales...

Link caídos

¿No es el amor una cosa rara?

¿No es el amor una cosa rara? ¿Un sentimiento que sobrepasa cualquier razonamiento? Ese fuego que nos lleva a acciones inenarrables, totalmente desprovistas de una lógica común y totalmente locas, es el blanco al cual he apuntado, el sentimiento al cual he intentado...

Ser una fotografía de Jesús

¡Un momento! Nadie podría haberle tomado una foto a Jesús, ya que en aquella época no existían las cámaras, entonces ¿qué significa ser una foto de Jesús? A todo el mundo le gusta la fotografía, muchos gastan horas mirando las fotos que guardamos en nuestros viejos...

El abecedario sobre sillas – Dinámica

Cuando juntas a un grupo de desconocidos, uno de los mayores problemas es que comiencen a conocerse, y ese es justo el objetivo de esta dinámica Objetivo de la dinámica: Que los participantes de un grupo puedan conocer sus nombres, pasando un divertido momento....

¿Quién mató a Jesús?

¿Por qué murió Jesús? ¿Quién fue el responsable de su muerte?

Muchos no tienen dificultad alguna para responder estos planteos. Para ellos, los hechos parecen ser tan claros como la luz de mediodía. “Jesús murió”, dicen. “Lo mataron, lo ejecutaron públicamente como a un criminal. Creían que las doctrinas que enseñaba eran peligrosas”.

Vamos a estudiar distintos factores que llevaron a Jesucristo, el Hijo de Dios, al Calvario.

  1. Pilato y los soldados romanos.

¡Los soldados tenían que cumplir las órdenes! Jesús tuvo misericordia de ellos, cuando rogó: “Padre perdónalos, porque no saben lo que hacen”.

Pilato intentó libar a Jesús de la muerte cuatro veces.

Lo envió a Herodes. Lo mismo nos ocurre a nosotros: dejamos que otro tome la decisión que debemos tomar nosotros y que es insoslayable.

Lo hizo castigar, para luego soltarlo. Nosotros también optamos muchas veces por un comportamiento tibio y cobarde.

Trató de hacer una cosa correcta, soltarlo; pero compelido por motivo equivocado. Nosotros tratamos de honrar a Jesús por un motivo equivocado, como maestro en vez de como Señor.

Declaró que era inocente lavándose las manos con agua, tomando distancia de su responsabilidad en lo que ocurriera. Nosotros afirmamos públicamente nuestra lealtad a él, pero, al mismo tiempo, lo negamos en nuestros corazones y hechos.

Es fácil condenar a Pilato y pasar por alto nuestro propio comportamiento tortuoso. Cuando se habla de la conversión, la decisión, el hecho de entregar la vida a Jesús, buscamos subterfugios.

Pilato entregó a Jesús a la muerte porque tuvo miedo de perder el favor imperial.

  1. El pueblo judío y su clase dirigente religiosa.

Pilato se encontraba en un difícil dilema. En verdad fueron los dirigentes judíos quieres entregaron a Jesús a la voluntad del imperio pagano.

Jesús le dijo: “El que a ti me ha entregado, mayor pecado tiene” (Juan 19:11).

Por envidia: Mateo registra dos conspiraciones envidiosas para eliminar a Jesús: la de Herodes, al comienzo de su vida; y la de los sacerdotes, al final de su vida (Mateo 27:18).

Hubo una lucha por la autoridad entre Jesús y los sacerdotes. Entregaron a Jesús por envidia.

  • Judas, el traidor.

Este discípulo era ladrón. El Deseado de todas las gentes, en la página 513, describe la falta indignación de Judas cuando María quebró el vaso de alabastro a los pies de Jesús. “Judas era el tesorero de los discípulos, y de su pequeño depósito había extraído secretamente para su propio uso”.

Judas trató de recuperar algo de aquella pérdida yendo a los sacerdotes. Enardecido por el desperdicio de los salarios de un año, fue y vendió a Jesús por menos de un tercio de esa cantidad. Judas entregó a Jesús por dinero.

  1. Los pecados de ellos y los nuestros.

Judas entregó a Jesús a los sacerdotes; los sacerdotes a Pilato; Pilato a los soldados, y estos lo crucificaron.

Nosotros dijimos: “Crucifícalo”.

Sacrificamos a Jesús por causa de la ganancia, como Judas.

Por causa de la envidia, como los sacerdotes.

Por causa de la ambición y cobardía, como Pilato.

Nosotros no estábamos allí solamente como espectadores, sino también como participes culposos, tramando, traicionando, negociando y entregando al Señor de la vida para ser crucificado. (Isaías 53:2-6)

  1. El Padre.

Jesús no murió como mártir; él se ofreció amorosa y espontáneamente. Se consagro a ese destino desde el mismo comienzo de nuestra historia y de su ministerio público en la tierra.

Él predijo sus sufrimientos y muerte (Juan 10:11, 17, 18). “Nadie me quita, sino que yo mismo la pongo”.

El Padre lo entregó por amor a nosotros (Rom. 8:32).

En el aspecto humano, los pecadores fueron los que lo mataron. Sus pecados llevaron a Jesús a la cruz.

En la dimensión divina, él murió por amor; su amor lo llevó a la cruz.

Murió conforme al plan de Dios y a la maldad de los hombres (Hech. 2:23).

Jesús prefirió descender al infierno (la sepultura) ¡para que usted y yo vayamos al cielo!

Ilustración: Un cristiano muy dedicado soñó que estaba en Jerusalén en el momento en que los soldados estaban azotando a Jesús. Airado a causa de la actitud de los romanos, trató de impedir la ejecución. En ese momento, un soldado se dio vuelta y lo miró. Para su sorpresa y horror, el rostro de aquel soldado era el suyo. Despertando de la pesadilla, el cristiano reconoció: “Yo fui responsable por esos azotes; yo maté a Jesús”.

Conclusión.

Vuelvo a la pregunta inicial: ¿Quién entregó a Jesús para morir?

  • No fue Judas, por dinero.
  • No fue Pilato, por miedo.
  • Ni fueron los judíos, por envidia.

¡Fue el Padre, por amor!

Acepte a Jesús. Él entregó su vida por usted.

_____________________

(Colaboración de pastor Emanuel Gonçalves, pastor del distrito de Tobías Barreto, en Sergipe, Rep. del Brasil)

Revista del Anciano. ACES. Abril |Junio de 2005.

 

A %d blogueros les gusta esto: