Sábado santo, día de alabanza

Sábado santo, día de alabanza

Hoy tuve la oportunidad de estar en la Iglesia de la UnaCH(universidad adventista de Chile) y allí se presento el conjunto UNITED de la universidad Adventista de la sierra. Ellos entonaron muchas alabanzas que me hicieron pensar en la alabanza

El sábado ha sido desentendido o mal interpretado en el último tiempo, muchos lo consideran una carga y como “el día de los no” pero con el tiempo he llegado a entender que el sábado no es el día de los no, no es un día para restringir actividades, ni que hayan prohibiciones. El sábado es realmente el día de los sí, el día donde hacemos actividades distintas, tenemos ocupaciones tan sublimes que lo trivial del día a día queda a un lado.

Una de estas actividades es el canto y la alabanza. Cualquiera puede cantar, aunque probablemente se te haya enseñado lo contrario, solo que para poder cantar hay que ensayar, al igual que un instrumento, las personas que cantan más, cantan mejor. Al escuchar a UNITED, me daba cuenta el trabajo enorme que había detrás de cada alabanza, porque realmente lo lograron es muy complejo. Sus alabazas no solo agradaron al público, además agradaron a Dios, quien se goza en la perfección.

Si tu no cantas ni en la ducha, no te preocupes Dios también se goza en la alabanza sincera, pero esto no significa que no prepares ni practiques con el instrumento más sublime alguna vez creado, la voz, que fue creada por Dios mismo.

Y tú, ¿practicas con tu voz?

A %d blogueros les gusta esto: