Declaraciones oficiales de la IASD  “SIDA”

Declaraciones oficiales de la IASD “SIDA”

Queremos presentar algunas declaraciones oficiales de la IASD, en cuanto a temas importantes. En este artículo se presentará la Declaración oficial sobre el SIDA

El SIDA

 

El síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) y las condiciones asociadas con él se están esparciendo rápidamente alrededor del mundo.  Sobre la base de estudios estadísticos, se estima que en un futuro próximo, en muchos países del mundo, cada congregación eclesiástica con 100 feligreses o más incluirá por lo menos a un miembro con algún amigo o familiar con SIDA.

El SIDA es transmitido mediante dos fuentes principales: la intimidad sexual con una persona infectada, y la introducción de sangre contaminada con VIH (virus de inmunodeficiencia humana; o HIV en inglés) en el cuerpo, ya sea por inyecciones con agujas y jeringas no estériles, o con productos de sangre contaminados.

Los adventistas están comprometidos con la educación para la prevención del SIDA. Durante muchos años los adventistas han luchado contra la circulación, venta y uso de drogas, y siguen haciéndolo. Los adventistas apoyan la educación sexual que incluye el concepto de que la sexualidad humana es un don de Dios a la humanidad. La sexualidad bíblica limita claramente las relaciones sexuales al cónyuge de una persona, y excluye las relaciones promiscuas y toda otra relación sexual con su consecuente exposición al VIH.

Una respuesta semejante a la que Cristo daría al SIDA debe ser personal, compasiva, útil y redentora. Así como Jesús se interesó por los leprosos, la temida enfermedad comunicable de sus días, sus seguidores hoy se interesarán por quienes tienen SIDA. Santiago amonestó: “¿De qué le sirve a uno decir…: ‘Que les vaya bien; abríguense y coman todo lo que quieran’, pero no les da lo que su cuerpo necesita?” (Sant. 2:14, 16).

 

Esta declaración fue anunciada por el presidente de la Asociación General, Neal C. Wilson, después de una consulta con los 16 vicepresidentes mundiales de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, el 5 de julio de 1990, en la sesión de la Asociación General realizada en Indianápolis, Indiana, EE.UU.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: